Sabina Padilla (Salaque Zapateo) Amor Periodista

Hay artistas auténticos que posiblemente no lleguen a los grandes sellos musicales, ni a los escenarios de Cosquín o de El Colón. También es posible que no lo trasmitan los canales de televisión, pero nosotros consideramos que este tiene que ser un espacio para ellos.



Otro para los que les gustó:
Gregorio Mamani (Jimawa ) Potosí Cuna del Charango


Vichito Mamani ¿Por qué lloras mamai tay? - Bolivia

Un artista boliviano no muy conocido en Argentina y en el resto del mundo.

¿Dónde está el alma de los europeos? por Evo Morales

Cinco siglos después de la controversia suscitada en Europa en 1550 sobre si los indios de América tenían alma
Cinco siglos después de la controversia suscitada en 1550 sobre si los indios de América tenían alma, el Presidente boliviano, Evo Morales, devolvió el guante al viejo continente y preguntó ayer, en alusión a la reciente reforma migratoria de Europa- denominada “Directiva de Retorno”- ¿dónde está el alma de los europeos?
El Jefe de Estado recordó -durante la XXXV cumbre de Jefes de Estado del Mercado Común del Sur (Mercosur), que fue convocada, entre otros temas, para hacerse oír sobre la política migratoria europea– que durante la época de la colonia se decía que “los indios no tienen alma”.
“Ahora yo me pregunto: ¿dónde está el alma europea?”
Hace cinco siglos, tras la conquista de América, en Valladolid, se abrió la polémica más viva del siglo XVI.
A Valladolid llegó un legado papal que tenía la misión precisa de determinar “si los indígenas de América eran seres humanos completos y verdaderos, criaturas de Dios descendientes de Adán o si, como se afirmaba, eran seres de una categoría diferente, inferior o incluso súbditos del imperio del diablo”.
El Presidente indicó que cuando existieron guerras, pobreza y hambrunas en el viejo continente, miles de sus habitantes huyeron a América.
Recordó, sin embargo, que los antiguos moradores de este continente nunca expulsaron a los españoles a pesar de que “vinieron a adueñarse de miles de hectáreas de tierras, de los minerales, saquear los recursos naturales y explotar a nuestros hermanos”.
Por el contrario, dijo, los bolivianos y latinoamericanos no fueron a Europa a adueñarse de tierras, ni minas de oro o de estaño, como ellos lo hicieron cuando llegaron a América.
"Y nuestras familias, inclusive mi familia, se van allá, pero allá no acaparan miles de hectáreas, no son dueños de minas, no están saqueando recursos, no están explotando a los europeos”.
Pese a la vigencia de la “Directiva de Retorno”, agregó Morales, Bolivia sigue considerando a Europa como un aliado estratégico en la defensa de los derechos humanos”.
Como Morales, los jefes de Estado y representantes de los países del Mercosur rechazaron también la política migratoria de la Unión Europea.
Los presidentes de los países del bloque y los estados asociados expresaron, en una declaración conjunta, que "lamentan que las naciones tradicionalmente generadoras de corrientes migratorias, no reconozcan en base al principio de reciprocidad histórica, la responsabilidad compartida entre los países de origen, tránsito y destino de los flujos migratorios”.
"Lamentan que las naciones tradicionalmente generadoras de corrientes migratorias que en la actualidad son receptoras de inmigrantes, no reconozcan en base al principio de reciprocidad histórica, la responsabilidad compartida entre los países de origen, tránsito y destino de los flujos migratorios”, señala la declaración final de la Cumbre.

Asociación indígena por la defensa de los territorios

Mapuches y guaraníes: Asociación indígena por la defensa de los territorios. Olga Kuripán, representante del pueblo Mapuche, viajó hasta Puerto Iguazú para asesorar y transmitirle su experiencia a la comunidad guaraní Yryapú. "Nos dicen que somos sujetos de derecho, pero siempre estamos a merced del derecho", dijo Kuripán.
"El mundo blanco está organizado por una pirámide de poder, en los pueblos indígenas la organización es circular". (Olga Kuripán, a Clarín.com)
Olga Kuripán nació en San Carlos de Bariloche; Furiloche, en voz Mapuche. Es fundadora y actual presidente de la Casa Cultural "Ruka Kimun Mapuche" en Bahía Blanca. Miembro de la ONPIA (Organización de Naciones y Pueblos Indígenas en Argentina), reconocida formalmente como una organización de pueblos indígenas autónoma y apolítica.
Su actividad como líder y representante de su comunidad la llevó a conocer y a trabajar con la mayoría de las culturas indígenas del país y de otras latitudes. Su actividad principal es la de capacitación en temas de derechos de los indígenas y cultura Mapuche.
Recientemente fue invitada por la Secretaría de Cultura de la Nación a dar charlas a Misiones bajo el título de "¿Sujetos de Derecho...o a merced del Derecho Positivo?" donde planteó el panorama de la actualidad indígena en el país y la necesidad de acompañar la problemática indígena debe con una sensibilidad cultural que permita formar conciencia sobre la urgencia de visualizar y de aceptar la diversidad cultural en todas sus manifestaciones.
http://www.clarin.com/diario/2008/06/23/um/m-01700466.htm

Nueve comunidades por la prohibición de la soja

Las naciones indígenas del Chaco piden al estado argentino que se prohíba la soja transgénica.
Las comunidades indígenas del norte argentino estamos sufriendo desde hace unos veinte años un proceso acelerado de exterminio de nuestras comunidades y nuestros pueblos, la frontera de la soja nos expulsa y nos mata.
Exterminar, en el mismo sentido de exterminio de la colonización española o de la política del régimen liberal con Julio Argentino Roca. De repente, comunidades que no habían sido percibidas –invisibles en tierras no rentables- durante más de sesenta años, hoy son atacadas con topadoras, sus hogares destrozados con cadenas, envenenados los campos y los ríos.
Comunidades enteras son trasladadas a zonas urbanas sin ninguna herramienta para poder sobrevivir en ellas, sin entender culturalmente un sistema hospitalario de salud, sin contar con monte que nos proveía de remedios, sin saber cómo alimentarse y muchos cargando con un solo idioma sobre el hombro, han visto morir a sus hijos y a los ancianos en la plena miseria no sin antes ser tratados como delincuentes por ir a asentarse en algún lugar de la ciudad, lugar que siempre es de otro.
Estos desalojos compulsivos extrajudiciales o por medio de la acción penal, con máquinas topadoras que, unidas con cadenas tiran nuestras casas y nuestro hogar, que es el monte, lo hacen en nombre de una sola palabra: soja.
La soja transgénica ha traído los desalojos que faltaban para despojar a las comunidades guaraníes, kollas, wichís, pilagás, mocovíes y tobas que estaban en la llanura (Chaco) restante en este país, las anteriores llanuras fueron ‘despejadas’ por obra del General Roca.
Además de la reacción natural en contra de esta semilla que nos golpeó, nos encarceló, nos despojó, nos quitó alimentos, remedios y cultura, arrojándonos hacia la autodiscriminación en un ambiente totalmente hostil y discriminador; aparte de lo que sentimos, sabemos que esta semilla:
  • No es natural: no es natural, es un invento de laboratorio para resistir el 99% de las plagas que afectaban a la semilla original.
  • Desertifica la tierra: como el sueño del avaro que planta 10 centavos y quiere que florezcan 10.000 en un minuto, la soja tiene el efecto de desertificar la tierra en 20 años de uso ‘conforme a lo recomendado’. Ahora los científicos blancos descubrieron que una capa fértil de tierra solo se logra con 700 a mil años de bosques nativos, nosotros lo sabemos desde siempre y muchos secretos más, porque la tierra tiene vida propia.
  • Envenena la tierra, la gente y el medio ambiente: es una semilla pensada para no dar trabajo ni siquiera a los desmalezadores: está inventada para resistir los venenos poderosísimos –tirados desde un avión- que matan toda maleza pero no a la soja; en todo el chaco tenemos casos de muertes, cegueras y malformados por los venenos soja.
  • No es alimento para humanos: es una semilla inventada para alimentar animales (o biodiesel), un oleaginoso que nadie come (ni siquiera quien la planta) y rechazado por el organismo humano, para desactivar lo incomestible hacen falta horas de energía bajo la olla, no nutre enteramente.
  • El crimen de quitar alimentos y arrancar un motor con ellos: peor todavía, con ella se produce biodiesel, ese crimen incomprensible e inhumano de estos días, de llenar un tanque con el alimento que le falta a diecisiete familias en este u otro lado del mundo.
  • De la falta de libertad a la inexistencia: antes venían los terratenientes, nos esclavizaban, nos hacían plantar caña de azúcar o cualquier otra plantación hasta que fuimos asalariados de esos que nos despojaron pero no nos echaron, hoy la soja ni siquiera da trabajo, solo somos arrojados por grandes capitales hacia la muerte en las ciudades o muchas veces a la vera de la ruta (no decimos que lo anterior fuera preferible).
  • Campos de soja desiertos de humanos: puede criticarse que nuestros campos sean extensos, pero vivimos de y en ellos, cuidamos la naturaleza porque siempre vivimos así, vivimos muchísimas familias en nuestro territorio, cultivando y criando, defendiendo los árboles, plantas y animales que nos dan la vida; en cambio, nadie vive en los campos de soja, es lo que llaman los blancos desierto, un desierto de soja.
  • Desalojo como drama social: la soja no solo ha desalojado a los verdaderos campesinos en una cifra que supera los 320.000, los verdaderos chacareros y puesteros, también ha desalojado a enormes poblaciones de comunidades indígenas que hoy pasan a formar más del 50% de ciudades como Tartagal u Orán en Salta y mucho más en las ciudades del Chaco y Formosa.
  • Pérdida de diversidades culturales: al desalojar tan bruscamente, se pierden diversidades culturales convirtiéndolas en discriminación y autodiscriminación, pérdida de idiomas, sabidurías y costumbres que eran queridas para cuidar la tierra argentina por miles de años más.
  • Pérdidas de diversidad biológica: desde cientos y miles de años vivimos de la diversidad biológica, de esos animales y plantas que nos dan los alimentos, nos dan los remedios, nos dan cultura para vestirnos y hasta para maquillarnos en rituales y fiestas comunitarias, nos dan leyendas que nos enseñan a vivir, la soja corta toda comunicación de los bosques nativos para extinguirlos en especies hasta que sean desiertos y nunca más vuelvan a tener la riqueza de las mieles, osos, árboles, chaguar y miles de especies que eran de esta tierra y ni siquiera ellos saben cuando las volverán a necesitar, todo perdido para siempre por la avaricia de la soja.
  • Mafias sojeras: nadie puede negar que la soja ha creado verdaderas mafias en el chaco, de topadoras con guardaespaldas pertenecientes a mafias como “los Ales” de Tucumán como paramilitares que cuidan la labor de las topadoras, de innumerables sobornos a jueces, fiscales y gobernantes inversores en campos sojeros.
  • Extranjerización de la tierra: la extranjerización de nuestro suelo, excluyéndonos, exportando la soja y su renta, ha sido otro efecto de la soja.
  • Avaricia sin límites: esta semilla genera la avaricia que vimos en los últimos meses: blancos que en el 2003 ganaban 208 dólares con una tonelada de soja retenidos al 35%, hoy ganan 297 dólares con la misma tonelada de soja con las retenciones al 45%, tratamos de entender el conflicto y ahora lo entendemos, es el Paro de la avaricia, de los que teniendo más quieren más.
Podemos entender que salgan a manifestar sobre la ruta a los que no tienen trabajo por meses, a nosotros nos ha pasado y murieron nuestros hijos pequeños porque en los 23 días de manifestación por nuestra vida (puente internacional del Mercosur Pilcomayo 1996) nadie nos daba de comer, la gente se muere si no tiene y lucha por su vida, es la única forma de defender cuando te quitan todo.
Pero no podemos entender a quienes manifiestan sobre la ruta porque ganan mucho, quieren ganar mucho más, hacer de toda la tierra un mar de soja y llevar los productos de la tierra a precios internacionales que nosotros no podemos pagar, porque también existimos y comemos pan; peor aún, nosotros nunca manifestamos sobre la ruta para desabastecer, sí para hacer conocer nuestros reclamos.
Nosotros ya sabíamos hablar de qué es una frontera, modelos económicos, políticas públicas, pero este conflicto de la soja en que la patronal agraria pide nuestro porte de muerte, la liberación de la soja, y el gobierno pide retenciones al 45% que también son nuestra muerte porque mantienen a la soja con un alto nivel de rentabilidad.
Esas dos soluciones siguen siendo la carta que llevan los sojeros para exterminarnos, entonces nosotros pedimos al Estado una solución justa: prohibir la soja transgénica, que está destruyendo la tierra de forma irrecuperable, que no trae bien a la sociedad y que se ha convertido en un monstruo que nos devoraba a nosotros (un monstruo, por qué no decirlo alentado por el gobierno) que ahora quiere devorar un gobierno ha promocionado la plantación de esta semilla.
Prohíban la soja y tendremos bosques nativos, 16 millones de hectáreas plantadas con alimentos que se consuman internamente, comunidades que vivan conforme a sus costumbres y a la constitución nacional, suelo cultivable para siempre, un Estado en paz que nos contente a todos sin egoísmos.
Nosotros, los hijos de la tierra, pedimos a la presidenta y a los legisladores; se lo pedimos así, muéstrenos un solo beneficio social de la soja transgénica y retiramos nuestro pedido.
Comunidades:
  • Comunidad del pueblo Tupí Guaraní Iguopeigenda de río Blanco banda sur
  • Comunidad aborigen Las Juntas (kolla)
  • Comunidad Ava Guaraní Campo Chico
  • Comunidad Ava Guaraní Mitre de Orán
  • Comunidad Ava Guaraní 2 de abril
  • Comunidad Guaraní Misión San Francisco
  • Comunidad Ava Guaraní Tape Iguapegui del río Tarija
  • Comunidad Ava Guaraní Cua Cuariño Ge Zenta
  • Comunidad Ava Guaraní "El Progreso" Pichanal
  • Organización Defensa Indígena Orán

Carta del Jefe Noah Seattle al Presidente de EEUU en 1854


¿Cómo se puede comprar o vender el firmamento, ni aun el calor de la tierra? Dicha idea nos es desconocida.

Si no somos dueños de la frescura del aire ni del fulgor de las aguas, ¿Cómo podrán ustedes comprarlos?Cada parcela de esta tierra es sagrada para mi pueblo. Cada brillante mata de pino, cada grano de arena en las playas, cada gota de rocío en los bosques, cada altozano y hasta el sonido de cada insecto, es sagrada a la memoria y el pasado de mi pueblo. La savia que circula por las venas de los árboles lleva consigo las memorias de los pieles rojas.Los muertos del hombre blanco olvidan su país de origen cuando emprenden sus paseos entre las estrellas, en cambio nuestros muertos nunca pueden olvidar esta bondadosa tierra puesto que es la madre de los pieles rojas. Somos parte de la tierra y asimismo ella es parte de nosotros. Las flores perfumadas son nuestras hermanas; el venado, el caballo, la gran águila; estos son nuestros hermanos. Las escarpadas peñas, los húmedos prados, el calor del cuerpo del caballo y el hombre, todos pertenecemos a la misma familia. . Por todo ello, cuando el Gran Jefe de Washington nos envia el mensaje de que quiere comprar nuestras tierras, nos esta pidiendo demasiado. También el Gran Jefe nos dice que nos reservara un lugar en el que podemos vivir confortablemente entre nosotros. El se convertirá en nuestro padre, y nosotros en sus hijos. Por ello consideraremos su oferta de comprar nuestras tierras. Ello no es fácil, ya que esta tierra es sagrada para nosotros.El agua cristalina que corre por los ríos y arroyuelos no es solamente agua, sino que también representa la sangre de nuestros antepasados. Si les vendemos tierras, deben recordar que es sagrada, y a la vez deben enseñar a sus hijos que es sagrada y que cada reflejo fantasmagórico en las claras aguas de los lagos cuenta los sucesos y memorias de las vidas de nuestras gentes. El murmullo del agua es la voz del padre de mi padre. . Los ríos son nuestros hermanos y sacian nuestra sed; son portadores de nuestras canoas y alimentan a nuestros hijos. Si les vendemos nuestras tierras, ustedes deben recordar y enseñarles a sus hijos que los ríos son nuestros hermanos y también los suyos, y por lo tanto, deben tratarlos con la misma dulzura con que se trata a un hermano. Sabemos que el hombre blanco no comprende nuestro modo de vida. El no sabe distinguir entre un pedazo de tierra y otro, ya que es un extraño que llega de noche y toma de la tierra lo que necesita. La tierra no es su hermana, sino su enemiga y una vez conquistada sigue su camino, dejando atrás la tumba de sus padres sin importarle. Le secuestra la tierra de sus hijos. Tampoco le importa. Tanto la tumba de sus padres, como el patrimonio de sus hijos son olvidados.Trata a su madre, la Tierra, y a su hermano, el firmamento, como objetos que se compran, se explotan y se venden como ovejas o cuentas de colores. Su apetito devorará la tierra dejando atrás sólo un desierto. No sé, pero nuestro modo de vida es diferente al de ustedes. La sola vista de sus ciudades apena la vista del piel roja. Pero quizás sea porque el piel roja es un salvaje y no comprende nada. . No existe un lugar tranquilo en las ciudades del hombre blanco, ni hay sitio donde escuchar como se abren las hojas de los árboles en primavera o cómo aletean los insectos.Pero quizá también esto debe ser porque soy un salvaje que no comprende nada. El ruido parece insultar nuestros oídos. Y, después de todo, ¿Para qué sirve la vida, si el hombre no puede escuchar el grito solitario del chotacabras ni las discusiones nocturnas de las ranas al borde de un estanque? Soy un piel roja y nada entiendo. Nosotros preferimos el suave susurro del viento sobre la superficie de un estanque, así como el olor de ese mismo viento purificado por la lluvia del mediodía o perfumado con aromas de pinos. El aire tiene un valor inestimable para el piel roja, ya que todos los seres comparten un mismo aliento - la bestia, el árbol, el hombre, todos respiramos el mismo aire. El hombre blanco no parece consciente del aire que respira; como un moribundo que agoniza durante muchos días es insensible al hedor. Pero si les vendemos nuestras tierras deben recordar que el aire no es inestimable, que el aire comparte su espíritu con la vida que sostiene. El viento que dio a nuestros abuelos el primer soplo de vida, también recibe sus últimos suspiros. Y si les vendemos nuestras tierras, ustedes deben conservarlas como cosa aparte y sagrada, como un lugar donde hasta el hombre blanco pueda saborear el viento perfumado por las flores de las praderas. Por ello consideraremos su oferta de comprar nuestras tierras. Si decidimos aceptarla, yo pondré una condición: El hombre blanco debe tratar a los animales de esta tierra como a sus hermanos.Soy un salvaje y no comprendo otro modo de vida. He visto a miles de búfalos pudriéndose en las praderas, muertos a tiros por el hombre blanco desde un tren en marcha. Soy un salvaje y no comprendo cómo una máquina humeante puede importar más que el búfalo al que nosotros matamos sólo para sobrevivir.¿Qué sería del hombre sin los animales? Si todos fueran exterminados, el hombre también moriría de una gran soledad espiritual; Porque lo que le sucede a los animales también le sucederá al hombre. Todo va enlazado.Deben enseñarles a sus hijos que el suelo que pisan son las cenizas de nuestros abuelos.Inculquen a sus hijos que la tierra está enriquecida con las vidas de nuestros semejantes a fin de que sepan respetarla. Enseñen a sus hijos que nosotros hemos enseñado a los nuestros que la tierra es nuestra madre. Todo lo que le ocurra a la tierra le ocurriría a los hijos de la tierra. Si los hombres escupen en el suelo, se escupen a sí mismos.Esto sabemos: la tierra no pertenece al hombre; el hombre pertenece a la tierra. Esto sabemos. Todo va enlazado, como la sangre que une a una familia. Todo va enlazado.Todo lo que le ocurra a la tierra, le ocurrirá a los hijos de la tierra. El hombre no tejió la trama de la vida; el es sólo un hilo. Lo que hace con la trama se lo hace a sí mismo. Ni siquiera el hombre blanco, cuyo Dios pasea y habla con él de amigo a amigo, queda exento del destino común.Despues de todo, quizás seamos hermanos. Ya veremos. Sabemos una cosa que quizá el hombre blanco descubra un día: nuestro Dios es el mismo Dios. Ustedes pueden pensar ahora que El les pertenece lo mismo que desean que nuestras tierras les pertenezcan; pero no es así. El es el Dios de los hombres y su compasión se comparte por igual entre el piel roja y el hombre blanco. Esta tierra tiene un valor inestimable para El y si se daña se provocaría la ira del creador. También los blancos se extinguirán, quizás antes que las demás tribus. Contaminan sus lechos y una noche perecerán ahogados en sus propios residuos. Pero ustedes caminarán hacia su destrucción, rodeados de gloria, inspirados por la fuerza de Dios que los trajo a esta tierra y que por algún designio especial les dio dominio sobre ella y sobre el piel roja. Ese destino es un misterio para nosotros, pues no entendemos porque se exterminan los búfalos, se doman los caballos salvajes, se saturan los rincones secretos de los bosques con el aliento de tantos hombres y se atiborra el paisaje de las exuberantes colinas con cables parlantes..¿Dónde está el matorral? Destruído. ¿Dónde está el águila? Desapareció. Termina la vida y empieza la supervivencia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ShareThis