El Papa contra el socialismo y el indigenismo

Para el Papa volver a las religiones precolombinas sería “un retroceso”.

En su alocución a los 300 obispos y representantes que sesionarán en Aparecida, a 160kilómetros de San Pablo, el Papa defendió la catequesis realizada por la Iglesia Católica a partir de fines del siglo XV.
El papa Benedicto XVI expresó ayer su preocupación por el surgimiento de gobiernos “autoritarios” y socialistas en América latina, pidió que la economía liberal sea equitativa y calificó de “retroceso” revivir religiones indigenistas.
En el discurso inaugural de la V Conferencia del Episcopado de América latina y el Caribe (Celam), el pontífice expresó su “preocupación ante formas de gobierno autorita-rias o sujetas a ciertas ideologías que se creían superadas” y que no corresponden con la visión cristiana del hombre y la sociedad, “como nos enseña la doctrina social de la Iglesia”.
No obstante, Joseph Ratzinger consideró, tras esa alusión a gobiernos socialistas o de izquierda, en su apertura de la conferencia del Celam que sesionará hasta el 31 de mayo, que el continente “ha evolucionado hacia la democracia”.
El pontífice también rechazó como “un retroceso” la idea de revivir las religiones de los indígenas precolombinos que fueron catequizados por la Iglesia durante la colonización española y portuguesa.
“La utopía de volver a dar vida a las religiones precolombinas, separándolas de Cristo y de la Iglesia universal, no sería un progreso, sino un retroceso. En realidad sería una involución hacia un momento histórico anclado en el pasado”, sostuvo.
Por otra parte, el Papa advirtió que “la economía liberal de algunos países latinoamericanos ha de tener presente la equidad, pues siguen aumentando los sectores sociales que se ven probados cada vez más por una enorme pobreza o incluso expoliados de los propios bienes naturales”, y expresó su preocupación ante el “fenómeno de la globalización”.
Según el Papa, “aunque (la globalización) en ciertos aspectos es un logro de la gran familia humana y una señal de su profunda aspiración a la unidad, sin embargo comporta también el riesgo de los grandes monopolios y de convertir el lucro en valor supremo”.
“Como en todos los campos de la actividad humana, la globalización debe regirse también por la ética, poniendo todo al servicio de la persona humana, creada a imagen y semejanza de Dios”, enfatizó. Mayo 2007


En tanto, Benedicto XVI señaló en Aparecida que la Iglesia “no hace proselitismo”, sino que “crece mucho más por atracción: como Cristo, atrae a todos hacia sí con la fuerza de su amor. Así la Iglesia cumple su misión en la medida que, asociada a Cris-to, cumple su obra conformándose en su espíritu y concretamente con la caridad de su Señor”. Y aseguró que ese principio “no debe ser motivo de evasión de la realidad histórica en que vive la Iglesia compartiendo las alegrías y las esperanzas, los dolores y las angustias de la humanidad”.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ShareThis